La superficie de la zona afectada por el proyecto es de 185,00 m2.

La pavimentación de la zona era deficiente. La existencia de bodegas subterráneas sin ventilación había provocado  hundimientos del firme con el grave riesgo que conlleva, tanto para viandantes como para el paso de vehículos pesados.

La red municipal de saneamiento y abastecimiento ofrecían un servicio precario a parte de la población, debido a la antigüedad, escasez de sección de algunos tramos y fugas.

Para solucionar los anteriores problemas se procedió a la demolición del pavimento. Se colocó la red de saneamiento de pluviales y fecales mediante red separativa además de tubería de abastecimiento y un hidrante. Se llevó a cabo impermeabilización de viviendas y drenaje. Finalmente se armó y construyó la losa resistente de hormigón.