Poco más de un año después de que la tala de los chopos que rodeaban la ermita de la Virgen del Río, patrona de Gumiel de Izán, y del camino que enlaza el casco urbano con este pequeño santuario mariano desatara las críticas de algunos vecinos, que consideraban que se estaba cometiendo un atentado contra el patrimonio natural del municipio y les dejaba sin la preciada sombra que les acompañaba cuando, a finales de verano, celebran esta festividad, el Ayuntamiento se halla inmerso en los trabajos de restauración paisajística de este entorno, por el que los gomellanos sienten predilección para ir a pasear.
La actuación, que ha sido acometida por la empresa arandina Arpape ha comenzado por la replantación de dos centenares de árboles, que vendrán a sustituir los que se eliminaron, sobre todo atendiendo a cuestiones de sanidad vegetal, en febrero de 2013 y que complementa a la que ya se llevó a cabo el año pasado en el espacio más cercano a la ermita. En la selección de los ejemplares se ha primado su carácter ornamental, incluyéndose ciruelos chinos y sauces, o de especies autóctonas, entre ellas cipreses y fresnos.  «Está quedando precioso. Todos los que nos criticaron cuando cortamos los chopos porque se estaban cayendo, ahora verán que el paseo ha quedado precioso. Lo mejor para la patrona y para los gomellanos», señala Jesús Briones, alcalde de Gumiel.
El acondicionamiento del camino agrícola que une el casco urbano gomellano con la ermita se ha incluido también en la intervención. A la hora de llevar a cabo estos trabajos, se ha puesto el acento en intentar mantener todo lo posible el carácter agrestre de la zona. Por ello, los trabajos se han limitado a la compactación del terreno, y su nivelación aplicando capas de zahorra en aquellos puntos en que se ha considerado necesario.
En paralelo, aprovechando el cauce de un arroyo existente, se ha habilitado una senda peatonal siguiendo los mismos criterios que han imperado en el camino. «Decidimos que como iba entre huertos, íbamos a respetar lo más posible la naturaleza y yo creo que ha quedado muy bien», señala el primer edil.
AUMENTO DE LA SEGURIDAD
Ambos trazados quedarán separados por un pequeño bordillo de madera. Con esta sencilla actuación se garantiza la seguridad de los numerosos gomellanos que eligen este recorrido, de aproximadamente un kilómetro de longitud, para pasear ya que el camino es de carácter agrícola y hay determinadas épocas en las que el tránsito de vehículos es relativamente frecuente por el mismo.
La reubicación de las cruces que marcan los pasos del via crucis, que se realiza también a lo largo de este trayecto, es otra de las intervenciones que se han acometido. En líneas generales, la actuación está pendiente únicamente de algunos remates, por lo que, señala Briones, será posible que en Semana Santa ya pueda darse por finalizada y esté el paseo a disposición de los gomellanos.
La actuación ha tenido un presupuesto de cerca de 50.000 euros y en su financiación el Ayuntamiento de Gumiel de Izán ha contado con la colaboración de la Diputación Provincial.
Gumiel acomete la restauración paisajística del camino de la Virgen