A día de hoy, que tenemos capacidad de transportar y construir cómo nunca ha tenido el hombre, se replantea la utilización de materiales como el hormigón en la elaboración de vinos, principalmente en el proceso de fermentación. Las principales ventajas del hormigón con respecto a la madera y al acero inoxidable son las siguientes: 1.- El hormigón tiene una mejor inercia térmica que los otros materiales. Es un material más fresco. La uva llega hasta 30º C o más en fermentación, a partir de los 33ºC la calidad se deteriora. En el acero inoxidable al igual que en la madera, nos vemos obligados a instalar circuitos de agua en el interior con el fin de poder enfriar el mosto-vino si se necesita.
2.- El hormigón nos permite un intercambio gaseoso. La uva en fermentación demanda oxigeno, no mucho, pero el justo. Los vinos fermentados en INOX, salen más apagados, especialmente a nivel de aromas, y se pierden muchas sensaciones de uva, al producirse la fermentación en un ambiente de reducción. En la madera, los vinos tienen una tendencia más oxidativa y evolucionada, principalmente si son nuevos.
3.- Un depósito de hormigón tiene una vida muy larga, sobre todo si se hace bien compacto.
4.- El depósito de hormigón da una sensación más redonda al vino que la madera.
5.- El depósito de hormigón tiene un mejor mantenimiento que la madera.
6.- El depósito de hormigón se utiliza dentro de los procesos de fermentación de los vinos más afamado del mundo, al igual que en los momentos previos al embotellado.
Ej. La Romanée Conti, Petrus, Cheval Blanc. Estos corresponden a vinos de pagos, los grandes vinos de pago en Francia suelen fermentar en depósitos de hormigón.
7.- El depósito de hormigón es un material que tiene más en cuenta el medio ambiente.
8.- El hormigón es un material local o nacional frente a maderas que suelen ser importadas.
Esta serie de ventajas han sido las que en gran parte han motivado a Arpape s.l. para llevar a cabo este proyecto. Además, como se puede comprobar en estudios hechos por profesionales consagrados en el sector vinícola la calidad de los vinos fermentados en depósitos de hormigón es mucho mayor que en los de acero inoxidable y algo menor que en los de madera. Sabiendo que los tanques de hormigón económicamente son mucho más baratos que los de madera, se llega a la conclusión de que el hormigón es un material muy recomendable a utilizar en los procesos de fabricación del vino.